Cómo reclamar las hipotecas multidivisas

Cómo reclamar las hipotecas multidivisas. ¿Tienes un préstamo hipotecario en otra moneda diferente al Euro? ¿Has sido víctima de una cláusula abusiva? Si es así tienes derecho a reclamar contra la entidad bancaria que te ha concedido este tipo de préstamo, denominado hipoteca multidivisa, de acuerdo con la resolución dictada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

En este artículo te explicamos qué son las hipotecas multidivisa y cómo se puede reclamar una indemnización por las cláusulas abusivas que contienen estos préstamos hipotecarios.

¿Qué es una hipoteca multidivisa?

Una hipoteca multidivisa es un producto ofertado por las entidades bancarias que consiste en establecer otra moneda diferente al Euro en el préstamo para aprovechar tipos de interés menores que el del Euribor.

No obstante, este producto ha resultado perjudicial para los clientes en la gran mayoría de los casos. El primer problema que podemos encontrar es la falta de transparencia y de información, debido a que este tipo de préstamo debería estar destinado sobre todo a clientes con ingresos medio-altos y con el conocimiento suficiente sobre el funcionamiento de estas hipotecas.

Por otro lado, el mayor problema es que los bancos suelen incluir cláusulas abusivas que establecen un mínimo en los tipos de interés para controlar sus pérdidas, pero no ponen límite a sus ganancias lo cual perjudica al cliente.

¿Cómo reclamar el abuso de una hipoteca multidivisa?

Por lo tanto, si crees haber sido víctima de estas cláusulas abusivas en tu hipoteca multidivisa tienes la opción de reclamar una indemnización contra tu entidad bancaria.

El primer paso para reclamar una hipoteca multidivisa es revisar la escritura del préstamo para identificar si realmente existen cláusulas abusivas o no. Una vez comprobado el abuso, existen dos vías de reclamación: solicitar el importe correspondiente a la entidad bancaria mediante un requerimiento, o bien acudir a la vía judicial y poner una demanda.

Si finalmente se acude a los juzgados, hay que tener en cuenta la saturación que existe y que el tiempo de espera puede ser superior a un año. No obstante, es importante tener paciencia debido a que la jurisprudencia está consolidada en relación con el tema de las hipotecas multidivisa y da la razón al cliente.