El primer ministro holandés pide perdón a sus cascos azules por las consecuencias de la masacre de Srbrenica

El primer ministro holandés, Mark Rutte, ha pedido perdón este fin de semana a los veteranos de la guerra de los Balcanes por las consecuencias morales que han padecido desde hace más de un cuarto de siglo por el papel de las fuerzas del país en la matanza de Srebrenica, cuyas víctimas fueron abandonadas a su suerte por 400 ‘cascos azules’ holandeses de la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas (UNPROFOR) que se retiraron y les dejaron desprotegidos antes de la masacre.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico