¿Estás usando Apple Pay?, Cómo y por qué usarlo

Apple Pay

De un tiempo a esta parte se han difundido extraordinariamente bien los nuevos modos de pago, especialmente con los acontecimientos de los últimos años, que han traído nuevas formas en los hábitos de consumo.

Entre los nuevos modos de pago destacan los que pueden realizarse mediante plataformas de pago diferenciadas de las cuentas bancarias y de las tarjetas de crédito, entre las que destacan las compras que pueden realizarse mediante Apple Pay, la plataforma digital que permite eludir el uso de tarjetas, billetes y monedas en cualquier parte del mundo y que, sin embargo, nos permite comprar en tiendas, apps y páginas webs de todos el mundo.

Bondades de realizar pagos con Apple Pay

Una de las principales cualidades de las que puede presumir Apple Pay, a parte de ser deseada por todos, es la de ayer fácil de usar, es muy segura y, sobre todo, privada, siendo a la vez muy ágil y rápida e integrando otras formas de pago como las propias tarjetas de crédito o el dinero en efectivo.

Una de las cualidades de Apple Pay es que se puede configurar en cuestión de segundos en nuestros dispositivos, incluyendo las utilidades para iPhone, que permiten que podamos pagar con nuestro propio teléfono simplemente con acercarlo al módulo de pago. Apple Pay se configura en segundos y no tiene ningún tipo de misterio su configuración, que se define como muy sencilla para cualquiera.

La manera funcional de empezar a utilizar Apple Pay comienza por añadir una tarjeta de crédito, débito o prepago en la app Wallet del iPhone, lo que permite que continuemos disfrutando de todas las ventajas asociadas a tus tarjetas sin que se te escape ningún punto o recompensa.

Desde el mismo momento en que configuramos nuestro Apple Pay en los diferentes dispositivos, ya podemos comenzar a utilizarlo, ya que viene integrado en el iPhone, Apple Watch, Mac y iPad. Funciona sin que tengamos que descargar apps adicionales ni perder el tiempo con configuraciones engorrosas y nos evitamos líos, falsa alarmas y todo son facilidades.

Una de las facilidades que integra esta forma segura de pago es que no es necesario que nuestros pagos se realicen sobre plataformas de Apple; cualquier tendero o comercio que tenga formas de pago inalámbricas en sus cajeros puede facilitarnos el pago con este novedoso y útil sistema, apto y sencillo para todos los públicos desde jóvenes hasta personas de edad avanzada, y desde un compra online hasta una compra en un mercado municipal.

Compatibilidad mundial

Apple Pay está disponible muchísimos comercios de todo el mundo, así que probablemente podamos emplearlo siempre que queramos y allí donde estemos siempre que el establecimiento, comercio o autónomo acepte pagos con tecnología contactless, como supermercados, máquinas expendedoras, juegos de todo tipo como Casinos online, estaciones de metro y taxis. Y la mecánica es muy sencilla: basta con abrir Safari en el iPhone, iPad o Mac y pagar nuestras compras con Apple Pay, sin rellenar interminables formularios. Las últimas actualizaciones permiten, además, pagar con solo un toque o una mirada, y se puede utilizar para suscribirse también a servicios como Apple Music y Apple TV+, en algunos Casinos Apple Pay, apps y juegos en el App Store, o ampliar nuestro espacio de almacenamiento en iCloud.