Expertos de Allianz Partners comparten algunas claves para proteger las viviendas ante el temporal invernal

/COMUNICAE/

Expertos de Allianz Partners comparten algunas claves para proteger las viviendas ante el temporal invernal

Según las últimas previsiones meteorológicas de la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología), España se encuentra a las puertas de una ola de frío invernal, que puede registrar temperaturas por debajo de cero grados, heladas, e incluso, nieve. En este contexto, expertos de Allianz Partners comparten sus consejos para proteger las viviendas de los posibles daños que pueda causar este temporal, resaltando la simplicidad de algunas acciones

El año 2022 cerró siendo uno de los más cálidos, registrando una media de 15°C, según datos publicados por la Agencia Estatal de Meteorología. Sin embargo, según previsiones de la Agencia, en las próximas semanas España podría registrar valores mínimos. En este sentido, expertos de Allianz Partners advierten que estos cambios bruscos de temperaturas y los efectos que los temporales pueden causar daños en las viviendas.

Precisamente, de cara a evitar este tipo de incidentes, el equipo de Asistencia de Hogar de Allianz Partners comparte una serie de consejos diseñados no solo para esta ocasión, sino para ser implementos a largo plazo, destacando que el cuidado de las viviendas no requiere, en todos los casos, de acciones complejas.

Las heladas, el causante de daños más común
Según explican los expertos de Allianz Partners, las zonas de la vivienda que son más propensas a sufrir daños por heladas son aquellas expuestas al exterior como: la cubierta, el tejado, o el patio. Aclaran que, «con el peso del agua congelada o el cambio brusco de la temperatura sobre los materiales, se producen grietas que, cuando se produce el deshielo, permiten que la humedad entre en la vivienda, causando aún más daños».

Por ello, destacan que «es importante conocer los elementos empleados en la construcción exterior de la vivienda», siendo uno de los más importantes el llamado ‘índice de heladicidad’, que atiende a la porosidad de los materiales y, por tanto, a su resistencia a las heladas. Aconsejan asegurarse de que el índice de los materiales de la vivienda, estén alineados con la temperatura y climatología de la zona donde se encuentra, para evitar daños sorpresa.

Otro efecto muy común atendido por los profesionales de la entidad, son los daños causados por el hielo en las tuberías. Juan Luis Pérez-Cejuela responsable de Asistencia Hogar de Allianz Partners, indica que «al estar las conducciones de agua de la casa -tuberías de alimentación- llenas, si la temperatura desciende a nivales muy bajos, pueden llegar a helarse». Según explica, pueden ocurrir dos situaciones; o que la tubería se quiebre, o en el mejor de los casos, se descongele el agua sin causar daños. Sin embargo, señala que es importante saber que, bajo ningún concepto, calentar las tuberías con agua caliente para descongelar el agua es una solución, ya que el cambio brusco de la temperatura puede romper la tubería y causar daños, no solo en la conducción, también en el interior de la vivienda.

Atención al pedrisco y a las granizadas
Según explican los expertos de Allianz Partners, este tipo de precipitación es la que tiene mayor capacidad de causar daños en un corto espacio de tiempo. En este sentido, lo que aconsejan los expertos de la entidad para paliar los daños que puedan producirse, es «proteger las zonas que puedan ser dañadas con plásticos y que estos amortigüen el efecto tanto del frío como del impacto».

El equipo de Asistencia de Hogar de Allianz Partners destaca las siguientes acciones que los propietarios deberían tener en cuenta, especialmente durante los temporales de invierno:

  • Asegurarse de que el tejado o cubierta de la vivienda está en buen estado. Deben revisarse tanto su impermeabilidad (tela asfáltica o similar), como la situación externa de la misma (tejas, pavimento, etc.)
  • Constatar el buen mantenimiento del solado o cementado de lugares externos, confirmando, si es posible, que el índice de heladicidad de los materiales se adecúa a la meteorología de la zona.
  • Mantener siempre que sea posible cerradas puertas y ventanas para evitar daños por filtraciones, especialmente en temporada de tormentas.
  • Intentar abrir con regularidad los grifos de la casa, con ello el agua se mantendrá circulando y se puede evitar, en parte, la posibilidad de heladas.
  • Comprobar si las tuberías de la casa, al menos las que vayan vistas, tienen un forro o funda protectora de material aislante. Esto evitará que se hielen con facilidad.
  • Mantener en buen estado, con sus revisiones periódicas, las antenas, chimeneas y elementos adheridos a cubiertas o muros de la vivienda.
  • De la misma forma, en comercios y similares, deben estar correctamente fijados a las paredes o fachadas los toldos, carteles, banderolas, etc.

«Somos testigos de cómo está cambiando nuestro clima, debemos ser conscientes de que situaciones extremas, como las olas de frío y de calor, pueden ser cada vez más comunes en el futuro. Si somos conscientes de los posibles daños que puedan sufrir nuestras viviendas, podremos prevenirlos para evitarnos disgustos. A veces no es posible tener control sobre todo lo que podría pasar, y es en esos casos en los que contar con expertos es la mejor opción. Estoy orgulloso de decir que en Allianz Partners llevamos más de 30 años prestando Asistencia en el Hogar y que damos solución a todos esos casos en los que prevenir no es suficiente», asegura Juan Luis Pérez-Cejuela, responsable de Asistencia Hogar de Allianz Partners.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico