Emmanuel Macron: «Nuestra Europa actual es mortal. Puede morir»

«El modelo europeo corre el riesgo de terminar debido a la rivalidad entre Estados Unidos y China y la próxima década será decisiva para su supervivencia. El bloque de 27 países necesita repensar»

El bloque de 27 países necesita repensar urgentemente sus modelos económicos y de defensa para no quedarse atrás con respecto a sus rivales, dijo el líder francés.   El modelo europeo corre el riesgo de terminar debido a la rivalidad entre Estados Unidos y China y la próxima década será decisiva para su supervivencia, advirtió el jueves el presidente francés Emmanuel Macron, mientras pedía a la Unión Europea que se vuelva cada vez más unida y soberana.    En un discurso de 108 minutos pronunciado en la Sorbona, donde hace siete años el entonces recién elegido líder pronunció un primer discurso sobre su visión para Europa, Macron repitió en numerosas ocasiones que «las reglas del juego han cambiado» en varios frentes, incluidos la geopolítica, la economía y el comercio y la cultura.

«Nuestra Europa actual es mortal. Puede morir»

«Debemos estar lúcidos sobre el hecho de que nuestra Europa actual es mortal. Puede morir. Puede morir y eso depende únicamente de nuestras decisiones, pero esas decisiones hay que tomarlas ahora», dijo Macron a los asistentes, entre los que había ministros de su Gobierno y embajadores de otros estados miembros.   El bloque de 27 países necesita repensar urgentemente sus modelos económicos y de defensa para no quedarse atrás con respecto a sus rivales, dijo el líder francés.  El modelo europeo corre el riesgo de terminar debido a la rivalidad entre Estados Unidos y China y la próxima década será decisiva para su supervivencia, advirtió el jueves el presidente francés Emmanuel Macron, mientras pedía a la Unión Europea que se vuelva cada vez más unida y soberana.

En un discurso de 108 minutos pronunciado en la Sorbona, donde hace siete años el entonces recién elegido líder pronunció un primer discurso sobre su visión para Europa, Macron repitió en numerosas ocasiones que «las reglas del juego han cambiado» en varios frentes, incluidos la geopolítica, la economía y el comercio y la cultura.

«Nuestra Europa actual es mortal. Puede morir»

«Debemos estar lúcidos sobre el hecho de que nuestra Europa actual es mortal. Puede morir. Puede morir y eso depende únicamente de nuestras decisiones, pero esas decisiones hay que tomarlas ahora», dijo Macron a los asistentes, entre los que había ministros de su Gobierno y embajadores de otros estados miembros.

«Atrás quedaron los días en que Europa compraba su energía y fertilizantes a Rusia, subcontrataba su producción a China y delegaba su seguridad en los Estados Unidos de América«, añadió. En los últimos años se han tomado medidas positivas, señaló, pero, no obstante, advirtió que «no estamos avanzando a gran escala».

Una de las principales preocupaciones de Macron es la guerra en Ucrania y sus implicaciones para la defensa y la seguridad europeas, así como la capacidad de los actores industriales y tecnológicos europeos para sobrevivir frente a lo que describió como el «sobresubsidio» de sus economías por parte de Estados Unidos y China.

«Una defensa creíble»

Para capear el nuevo panorama geopolítico, el presidente francés dijo que hay que construir «una defensa creíble del continente europeo».   «Europa debe saber cómo defender lo que aprecia ante sus aliados siempre que estén dispuestos a hacerlo junto a nosotros y sola si es necesario», dijo.   Macron subrayó la necesidad de una asunción de responsabilidad europea sin fiarla a su relación con Estados Unidos.   Al señalar a Rusia como la principal amenaza del bloque, Macron pidió que se comenzara a trabajar en una «iniciativa de defensa europea» que se pusiera en marcha en unos meses, primero como un «concepto estratégico» a partir del cual se establecerían las «capacidades pertinentes».

Macron defendió una industria de Defensa  europea

Para ello, subrayó, la industria de defensa europea debe «producir más rápido, de forma cada vez más europea». Reiteró su postura, defendida durante los últimos meses entre sus homólogos de la UE, de que este aumento de las inversiones podría financiarse aumentando la deuda común de la UE. También redobló su afirmación de que debería haber una «preferencia europea» en lo que respecta a la compra de equipo militar.

La UE también debería hacerse oír más en el frente diplomático, y establecer más asociaciones recíprocas con terceros países «para demostrar que nunca es el vasallo de los Estados Unidos de América y que también sabe cómo hablar con todas las regiones del mundo: con los países emergentes, con África y con América Latina».

«Nuestro modelo económico actual ya no es sostenible»

Para que los actores industriales europeos puedan sobrevivir a la competencia «desleal» de sus rivales estadounidenses y chinos, que se han beneficiado de vastos programas de subsidios, Macron abogó por la «simplificación» de las normas o por la «desregulación».     Para el líder francés, los objetivos de la UE de ser neutra en carbono, mantener un modelo socioeconómico basado en la solidaridad y la redistribución y aumentar la soberanía en sectores clave y cadenas de suministro son los correctos, pero «no estamos ahí porque regulamos demasiado, invertimos muy poco, somos demasiado abiertos y no defendemos nuestros intereses lo suficiente».

Macron aboga por «un gran plan de inversión colectiva»

Para él, la respuesta es un «pacto de prosperidad» que incluya «oleadas de simplificación de las normas» durante el próximo mandato para permitir a las empresas crecer rápidamente a nivel europeo y una política industrial para impulsar los llamados sectores verdes. Europa, añadió, también debería aspirar a convertirse en líder mundial en cinco sectores clave, incluidos la inteligencia artificial, el espacio, las biotecnologías, las energías renovables y la energía nuclear.   La UE necesitará un «gran plan de inversión colectiva» para lograr estos objetivos, dijo.

Se pronunció a favor de añadir un objetivo de crecimiento o climático al mandato del Banco Central Europeo, así como de aumentar los ingresos de los impuestos a nivel de la UE. También instó a acelerar la creación de una unión de los mercados de capitales y a completarla en un plazo de un año, a fin de incitar a los bancos de la UE a invertir los ahorros europeos en productos de cosecha propia y no en productos extranjeros, por lo general estadounidenses.

«Las ideas europeas han ganado la batalla»

La última parte de su discurso estuvo dedicada a la defensa de los valores europeos.   «No debemos olvidar nunca que nosotros (los europeos) no somos como los demás», dijo Macron, citando el apego de los europeos a la libertad, la democracia, el estado de derecho y la igualdad. Sin embargo, estos valores se ven cada vez más amenazados por la desinformación y la propaganda.   Entre sus ideas para impulsar los lazos intraeuropeos se encuentran la creación de titulaciones europeas (una propuesta que la Comisión Europea dio a conocer recientemente) y la creación de alianzas entre museos y bibliotecas europeas, al tiempo que defendió una «mayoría digital» de 15 años para proteger a los jóvenes de las posibles dificultades de la vida en línea. También respaldó el fortalecimiento del mecanismo del estado de derecho del bloque, cuyo objetivo es sancionar a los estados miembros que socaven los valores de la UE.

Las elecciones Europeas como telón de fondo

Macron lanza este discurso solo seis semanas antes de que cientos de millones de europeos de los 27 estados miembros comiencen a acudir a las urnas para elegir a sus 720 representantes en el Parlamento Europeo.   Según una encuesta de Ipsos para Euronews, se prevé que el partido centrista del presidente, Renaissance, y sus socios, Modem y Horizons, ocupen un lejano segundo lugar con solo el 18% de los votos.   Mientras tanto, la ultraderechista Rassemblement Nationalse asegura una cómoda victoria con aproximadamente el 31% de los votos. Su líder, el carismático Jordan Bardella, de 28 años, presentará el programa electoral europeo del partido el jueves por la tarde.   Macron no citó a su rival nacional, pero sin embargo atacó a las fuerzas nacionalistas, afirmando que «las ideas europeas han ganado la batalla» y que algunos partidos populistas, como la RN, ya no hacen campaña para que sus países abandonen la UE o el euro.   «La mejor manera de conocer el futuro es hacer promesas que se cumplan. Así que lo que les propongo es que, con la mente despejada, hagamos estas pocas promesas importantes para Europa durante la próxima década y luchemos por cumplirlas», aseguró.

Fuente: https://es.euronews.com/my-europe/2024/04/25/europa-a-punto-de-morir-advierte-macron-que-pide-mas-unidad-y-soberania-de-la-ue-en-un-dis?utm_source=newsletter&utm_campaign=today_newsletter&utm_medium=referral&insEmail=1&insNltCmpId=215&insNltSldt=10080&insPnName=euronewsfr&isIns=1&isInsNltCmp=1

La entrada Emmanuel Macron: «Nuestra Europa actual es mortal. Puede morir» se publicó primero en CANTABRIA DIRECTA.

Powered by WPeMatico

Ir a la fuente